NOTICIAS DE SEGUROS

EL IMPRESCINDIBLE MANTENIMIENTO DE LAS VIVIENDAS (30/03/2012)

No podemos dejar el cuidado de nuestra vivienda. Un adecuado mantenimiento es imprescindible para evitar siniestros que alteren nuestra vida cotidiana.

No debemos transferir la responsabilidad del cuidado de nuestro hogar, a expensas de que el seguro se haga cargo de los posibles desperfectos que suframos por abandono de nuestras obligaciones, una atención constante en la vivienda no sólo evita posibles siniestros sino también un ahorro en gastos.

Un defectuoso mantenimiento de una instalación eléctrica, un mal estado de las conducciones de alimentación de agua o unas conducciones de desagüe antiguas, son algunos de los ejemplos más claros de lo que implica no tener en buen estado las instalaciones de nuestra vivienda.

Cualquier eventualidad que surja de estas instalaciones, puede ser a priori repercutida al seguro, pero también es cierto que si se aprecia dejación por parte del asegurado, el seguro puede poner objeciones a la cobertura de los daños consiguientes o limitar su indemnización.

Es una obligación por parte de los propietarios, la adopción de las debidas actuaciones de mantenimiento de su vivienda, sin hacer abandono de la misma. Las reparaciones habituales, el pavimento de terrazas o terrados que por efecto del frío, heladas o lluvia puede con los años deteriorase, no debemos olvidar que existe una pérdida de capacidad de impermeabilización de la tela asfáltica a partir de 10 años en adelante, provocando filtraciones.

La actualización de las instalaciones eléctricas o los cuadros eléctricos, evitando que hayan quedado obsoletos, por estar sujetos a una sobrecarga no prevista de inicio o tener conectados a la red un mayor número de aparatos eléctricos o electrónicos.

Las instalaciones de alimentación de agua que se deterioran con los años, máxime si son instalaciones de hierro y cuyo implante parcial, por tramos, con una nueva instalación de cobre, puede dinamizar el deterioro de las instalaciones originales de hierro.

Los bajantes de fibrocemento que se han ido quedando obsoletos y otros muchos aspectos que sin dudad redundarían en un mayor beneficio del hogar, sin quedar a la expectativa de sufrir un daño amparado o no por el seguro para efectuar en aquel momento las reparaciones que deberían haberse llevado a cabo de manera previa.

Tener una vivienda en un adecuado estado de mantenimiento, no es incompatible con la contratación de un buen seguro del Hogar, sino que antes al contrario se complementan ambas situaciones. El seguro no deja de ser un aspecto más que da seguridad a la vivienda y a sus ocupantes frente a cualquier incertidumbre, del mismo modo que el mantenimiento adecuado de una vivienda les confiere un mejor bienestar.




Calcula el precio de tu seguro de coche